EDITORIAL 01

Septiembre 2021

CUENTOS MODERNOS DE PARÍS

Los personajes clásicos de Flabelus reescriben sus historias entre las encantadoras calles de París en una nueva era.

"Embárcate por la escapatoria del balcón. Abraza el ritmo del club. Baila hasta que tu alma se sienta magullada. Busca la Guía al Paraíso en tu interior. Sumérgete en las páginas de un buen tomo. Pasea por una noche de invierno. No se conforme nunca. Sea un romántico. Escribe una carta sincera. Deja de pensar demasiado y da el salto".

Tenía tanta hambre que se sentó en el primer restaurante que había debajo de su piso de la rue St Honoré. Su marido había decidido abandonarla por la muerte de su hija pequeña y ella estaba decidida a recuperarlo. Ya había perdido a su hija, no quería perderle a él.

Que se le hubiera declarado la noche anterior era chocante. Pero que ella le hubiera rechazado era aún peor. Bridget no podía entenderlo, ¿por qué iba a estar indudablemente enamorada de su jefe?

Beatrice via
“La Divina Comedia”

Beatrice, la Relaciones Públicas con más éxito de París, guiaba a sus clientes por los lugares más de moda de la ciudad. Tenía algo magnético, todos los eventos volaban instantáneamente a las portadas de las revistas de lujo con clientes totalmente enamorados de ella.

La joven escritora paseaba junto al río Gauche mientras pensaba en el éxito de su última novela, una trama sobre las escuelas de niños pequeños que había cautivado a su público. Sin embargo, los pensamientos de su mejor amigo Lawrence casándose con su hermana Amy, seguían atormentándola.

No dejaba de mirar los cuadros de la galería del artista mexicano más popular, pero ni siquiera los veía. Su cerebro estaba lleno de ella, la hija de su principal competidor y amante. Le propondría matrimonio y se la llevaría con él pasara lo que pasara.

Asistente en una galería, la vida no había sido fácil para Jane. Sus padres habían muerto cuando ella era muy joven y había tenido que luchar para llegar a su posición actual. Sin embargo, no podía dejar de pensar en el propietario, el señor Rochester.

FIN